A ti Invierno

Gracias por el frío regalado, que no me dejaba quererte, que siempre fue mío y nunca tuyo. Por llamarme cada año, a abrigarme. Por invitarme a invernar, a cuidar de mí. Por las nubes, abundante agua y días de color gris. Por acogerme con calidez, cual sol de verano y corazón de madre. Por darmeContinue reading “A ti Invierno”

Ella voló esa mañana

La nieve voló con el viento esa mañana. Voló suave, ligera y danzante. Voló por su corazón de agua, que alguna vez estuvo cristalizado. Ella voló como la nieve, rápido y despacio, de tocar la tierra al cielo con sus propias manos, como de su corazón al tuyo. Ella voló en aquel jardín, en coloridasContinue reading “Ella voló esa mañana”