Ella voló esa mañana

La nieve voló con el viento esa mañana.

Voló suave, ligera y danzante.

Voló por su corazón de agua,

que alguna vez estuvo cristalizado.

Ella voló como la nieve,

rápido y despacio,

de tocar la tierra al cielo con sus propias manos,

como de su corazón al tuyo.

Ella voló en aquel jardín,

en coloridas imágenes de una vida juntos,

siendo partners, padres, amigos y amantes.

Ella voló contigo, al despedirte.

Voló en un sueño…

un sueño soñado, tan claro como puro,

y que la mantenía despierta.

Un sueño donde sólo volaba contigo.

Hasta que,

ya cansada de soñar, y con muchas ganas de vivir.

Ella voló en un avión,

sin viento alguno, a una tormenta de desamor.

Cristalizada por un pseudo olvido,

el viento debió soplar suave desde su interior,

para llorar, aprender, agradecer, reír y volver a volar.

Ella voló en otro avión! ahora con viento propio,

un viento amoroso de múltiples colores,

de tanto extrañarte mi guapo.

Ella voló con el viento esa mañana.

Voló suave, ligera y danzante.

Del silencioso ruido de un café de aeropuerto

a tu cálida voz de hogar.

Ella voló!

ahora en tus brazos.

Por amor.

La nieve con el viento, como yo contigo.

Por amor, a volar juntos otra vez.

Por amor a volar juntos esa mañana,

cada mañana.

Nataly Ortiz-Stehle

“para mi Guapo” Nov 14th of 2020 & Feb 27th of 2021