Cuando sueñas

Cuando sueñas,

para vivirlo.

Cuando sientes tanto,

para saber que no puedes parar.

Cuando la respiración se agita,

para calmarte.

Cuando el miedo se acentúa,

para amarte.

Cuando los pensamientos abruman,

para sentirte.

Cuando el control se descontrola,

para verte.

Cuando la separación es tal,

para unirte.

Cuando te dejas caer,

para recogerte.

Cuando te duele tanto,

para – al menos – hacer algo.

Cuando callas,

para hablarte un volcán en erupción.

Cuando hablas tu miedo,

para amarlo.

Cuando lo enseñas,

para ponerlo en el mostrador de TODAS las posibilidades.

Cuando ves el todo,

para volver a creer.

Cuando crees,

para volver a amar.

Cuando amas,

para vivir el sueño.

Cuando sueñas,

para vivirte.

Cuando te vives,

sientes que estás soñando.

Cuando te sueñas,

para convertirte en ese anhelado sueño.

Cuando “finally…”

ya no estás soñando.

Cuando te dices

“qué bueno que nunca dejé de soñar”

Yo escribiendo ésto, con vista al Danubio y fuerte de Novi Sad,

mientras tú me preguntas con esos ojitos

“would you like more coffee?”

Ha pasado una semana desde que nos reunimos.

Yo quería escribir algo sobre cómo pudimos reunirnos con esta pandemia,

el sueño, el miedo y el amor, y

nuestra conversación horas antes de que yo comenzara el vuelo de 3 días,

desde Santiago de Chile, con una conexión de 20 horas en Sao Paulo,

para luego reencontrarnos en Zurich

y finalmente volar juntos a Serbia.

Gracias a todos los amigos y familiares que estuvieron ahí,

con nosotros,

apoyándonos,

soñando con nosotros.

Nataly

July 14th 2020

Novi Sad – Serbia

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s