La ciencia siente

En una vida de razón,

el sentir apasiona.

Sí, la ciencia siente.

En una vida de preconceptos, verlos

es como tocar las bolitas de aire de una bolsa plástica,

por sentir cómo pueden desaparecen en mis manos.

En el movimiento,

la quietud re-energiza.

En lo salado, lo dulce abraza.

En la abundancia,

la escasez se aleja.

En un ramo de flores,

la belleza que veo en ti.

En el patriarcado, la femineidad

se une al baile del balance.

En un vuelo,

las aves se encontraron.

Volar es ser,

y ya no una opción.

En el caos,

recordamos cuanto necesitamos paz.

En la selva,

el verde nos unió.

En el miedo y el amor,

por amor te vi.

En la ciudad,

lo verde enamora.

En el desierto,

el agua salva vidas.

En esta isla,

yo te siento.

Ante el miedo,

amar es esencial.

En tus ojos,

encontré todas las llaves.

En el silencio,

yo escucho.

En mi vientre,

acuno nuestro sueño.

En mi cuerpo,

hay vida.

En mis manos,

bailo por acariciarte.

En mi corazón,

late mi razón.

En mi espalda,

viven tus abrazos.

En el cielo,

vi mi corazón.

It’s like a dream,

and is real.

En el sentir, todo tiene sentido.

En el agua,

el fuego se derrite.

En la naturaleza humana,

lo humano reina.

En la danza, yo.

En tu corazón, yo soy.

Tu calor, se refresca con mi frio.

Y mi frio vive, para sentir tu calor.

El Sol le da paso a la Luna,

y la Luna al Sol.

Y por haber estado tan separados…

De tanto analizar, sentimos,

De sentir el análisis,

analizamos el sentir.

Hasta que volvimos a unirnos.

Nataly,

La ciencia siente,

porque sentir la ciencia es bailar juntos.

I started to write this hours before you left.

Now that I finished it,

I just want to see you again.

Ich liebe dich

14 de abril, 2020

Heredia, Costa Rica